En este sitio no encontrara material privativo; si esta aquí es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red.
Siempre
citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque no pretendemos adueñarnos de la propiedad intelectual ajena y reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tengan a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen, no mas.
Gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Marrón momia



Desde el siglo XVI hasta casi el presente Occidente ha sentido una fascinación irresistible por la magia y el misterio del Egipto faraónico. Hasta tal punto es así que se consideraba que el polvo de momia molida era una buena medicina para casi todo. Hubo comerciantes que se hicieron ricos comprando y vendiendo fragmentos de cadáver momificado, y muchos europeos acomodados se convirtieron no sólo en caníbales, sino también en carroñeros. El polvo de momia tuvo aplicación también en pintura y se importaron grandes cantidades para fabricarla. La carne humana reseca, junto con los bálsamos y resinas que se usaban en el proceso de embalsamamiento, producían un pigmento marrón oscuro con una transparencia bituminosa preciosa. Se cuenta que cuando Monet se enteró de lo que era en realidad el marrón momia, dio sepultura en su jardín de nenúfares a los tubos de ese color que poseía.

El amarillo que usaba Vermeer al parecer procedía de los orines de vacas alimentadas exclusivamente con hojas de mango. Es un pigmento que se llama amarillo indio. A principios del siglo XX se prohibió su uso, no sé si por lo desagradable de su procedencia o porque resultaba cruel, ya que las hojas de mango son tóxicas y las vacas enfermaban.

El pigmento carmín se obtiene de la cochinilla, un insecto. Su código industrial es el E120, así que si se come un yogur de fresa en cuya etiqueta aparezca ese código estamos ingiriendo insectos. Igualmente lo llevan algunas barras de labios.

El azul ultramar también tiene un origen egipcio, aunque en este caso mucho menos desagradable: es una piedra semipreciosa molida, el lapislázuli… o lo era, ya que desde el siglo XX se fabrica químicamente. El ultramar original era tan caro que en los contratos que hacían los pintores se especificaba exactamente la cantidad de este pigmento que llevaría el cuadro y en qué personajes importantes aparecería. El ultramar artificial, en cambio, lleva azufre en su composición y, al mezclarlo con algunos aglutinantes, reacciona produciendo un olor a huevos podridos.

Estos detalles escabrosos y muchos otros los uso en las clases de técnicas pictóricas como curiosidades que hacen un poco más amena una materia que podría resultar bastante árida. Lo malo es que, si nos quedamos sólo con lo anecdótico, podemos llegar a mirar con cierta repugnancia buena parte de las mejores obras de arte de la historia.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Barniz Damar (Dammar)

CARACTERÍSTICAS

Este barniz está formulado con resina natural Damar, (exhudado de una variedad de pino Amboina) de la mejor calidad obtenible en el mercado internacional. Es de color levemente amarillo a amarillo.

Por ser de origen vegetal puede presentar una ligera turbidez o leve sedimento que no afecta sus propiedades

USOS
  1. Se usa como barniz de acabado para proteger el cuadro: sólo debe aplicarse cuando la pintura está bien seca, cosa que ocurre por lo general, entre 6 y 12 meses después de terminada la obra.
  2. Protege y levanta el brillo del cuadro.
  3. Es redisoluble, puede ser removido usando Aguarrás Vegetal Alba, procediendo con sumo cuidado para no afectar las capas de óleo.
  4. Diluyéndola al 50% con Aguarrás vegetal, se puede usar cómo barniz de retoque (retoucher) para posibilitar la superposición de capas sin remoción.
  5. Mezclado con los óleos acelera el tiempo de secado de los mismos.
  6. Se aplica con pincel o aerógrafo.
  7. Se limpia con Diluyente Especial Alba.


sábado, 8 de diciembre de 2012

Formulas para medios

En este artículo se recopilan fórmulas y recetas con las que podrá confeccionar de medios para pintar al óleo. Todas las fórmulas proceden de manuales técnicos citándose su procedencia. En ningún caso se juzga la ventaja o desventaja de la fórmula, cada artista experimentará y sacará sus propias conclusiones. Primero se cita el libro de procedencia —que aparece subrayado—, después se compilan las fórmulas, se incluyen notas aclaratorias del autor de este artículo. Personalmente no las he probado todas. De las que he realizado, algunas me han satisfecho y otras me han defraudado. Que las fórmulas estén publicadas en un texto no es en realidad una garantía, es imprescindible experimentar. Hay que tener en cuenta que algunos materiales están obsoletos o son difíciles de encontrar.

Hayes, Colin, Guía completa de pintura y dibujo. Técnicas y materiales, Editorial Hermann Blume, Madrid, 1986.


Medio de trementina

  • 60% de aceite de linaza.
  • 40% de esencia de trementina.

Se recomienda ir aumentando la proporción de aceite según van avanzando las capas de pintura.


Medio de barniz

  • Una parte de barniz copal.
  • Una parte de aceite de linaza.
  • Una parte de esencia de trementina.


Medio de barniz de damar

  • 9 partes de barniz de damar.
  • 9 partes de esencia de trementina.
  • 4 partes de aceite de soporte (aceite de linaza «stand oil»).
  • 2 partes de trementina de Venecia.


Medio de aceite de soporte

  • Una parte de aceite de soporte (aceite de linaza «stand oil»).
  • 3 partes de trementina de Venecia.


Medio de cera

  • Una parte de cera blanca de abeja.
  • 3 partes de esencia de trementina.

Para disolverlo hay que calentar la composición. Procedimiento: hervir agua en una olla y apartarla del fuego, inmediatamente introducir un tarro en el que se ha echado la esencia y la cera. En 5 ó 10 minutos, la cera se disuelve completamente.


Medio de cera y aceite

  • 10 partes de aceite de linaza.
  • 2 partes de cera de abeja.
  • 1/16 de litargirio.


Mayer, Ralph, Materiales y técnicas del arte, Editorial Hermann Blume, Madrid, 1985.


Barniz de damar (corte de 5 libras)
  • 175 gramos de resina damar.
  • 300 centímetros cúbicos de esencia de trementina.



Medio para fines generales (incluido veladuras)

  • Aceite polimerizado (aceite de linaza «stand oil»: 28,4 centímetros cúbicos.
  • Barniz de damar (corte de 5 libras): 28,4 centímetros cúbicos.
  • Esencia de trementina de goma pura: 142 centímetros cúbicos.
  • Secante de cobalto: unas 15 gotas.

El autor del libro lo recomienda como el más adecuado para pintar.


Medio típico usado en América.

  • 9 partes de barniz de damar (corte de 5 libras).
  • 9 partes de esencia de trementina.
  • 4 partes de aceite polimerizado (aceite de linaza «stand oil»).
  • 2 partes de trementina de Venecia.


Medio para veladuras con aceite espesado al sol.

  • 4 partes de barniz de damar (corte de 5 libras)
  • 2 partes de aceite de linaza espesado al sol.
  • 1 parte de trementina de Venecia.
  • 4 partes de esencia de trementina.


Esencia de trementina

En todos los manuales se recomienda la esencia de trementina como diluyente para la primera capa de pintura. Para las siguientes, usar la pintura tan como sale del tubo o diluida con el medio para fines generales —citado anteriormente—.


Doerner, Max, Materiales de pintura y su empleo en el arte, Editorial Reverté, Barcelona, 1982 (existen reimpresiones posteriores).


Medio de secado rápido (Barniz de damar al 25%)

  • 300 centímetros cúbicos de esencia de trementina.
  • 100 gramos de resina damar.

Sólo en capas inferiores.


Medio de secado lento

  • 1 parte de barniz de damar al 25%.
  • 2 partes de aceite de adormidera.

Para capas superiores.



Esencias (como la esencia de trementina o el aguarrás mineral)

Recomienda que se usen con parquedad, pues usados en exceso disminuye la fuerza aglutinante de la pintura.

Aceites (de linaza, nuez, adormidera…)

Su empleo como diluyente debe ser muy restringido. Del aceite de linaza dice que es el que se seca más firme, pero se vuelve amarillo y produce un efecto liso. Empleados con exceso tiene un aspecto grasiento.

Aceite de linaza espesado al sol

Son mejores que los aceites cocidos (es decir, los hervidos de forma casera). En especial son buenos mezclados con barnices resinosos o trementina de Venecia

Aceite de linaza cocido

El autor diferencia entre «aceite cocido» que es un aceite de linaza hervido de forma casera con secativos y «aceite de linaza cocido» que es lo que actualmente se conoce por aceite de linaza polimerizado o «Stand Oil», de mayor calidad. 

El aceite de linaza cocido se conserva más tiempo que los aceites espesados. Se pueden emplear solos o como adición al diluyente.

En otro apartado dice que el aceite de linaza cocido diluido convenientemente con esencia de trementina, hasta que tenga una consistencia propia de los diluyentes, constituyen en la pintura al óleo los mejores aditivos.

Nota: El aceite de linaza cocido se vende con una consistencia viscosa. Se ha de diluir con dos o tres partes de esencia de trementina para que se asemeje a un diluyente líquido y fluido.


Barniz de almáciga o de damar como diluyente

Hace el color diáfana —transparente— y brillante. El exceso convierte el color en vítreo, cristalino y se vuelve pegajoso. Son muy secantes y empleados solos serían demasiado quebradizos. Por eso, al usarlo como diluyente se debe añadir un poco de aceite.

Medio para veladura

El autor cuando se refiere a las veladuras dice que «conviene se hagan con barnices resinosos o con un poco de trementina de Venecia y aceite espesado, pues el aceite solo queda grasiento y los barnices al aceite todavía más».

Nota. Cuando dice «barnices al aceite» no se refiere por ejemplo al barniz de damar mezclado con «stand oil», sino a los barnices que antiguamente se hacían diluyendo resinas duras en aceite de linaza mediante cocción.

Pedrola, Antoni; Materiales, procedimientos y técnicas pictóricas, Editorial Ariel, Barcelona, 2002.


Barniz para pintar

  • 1 parte de barniz de damar solución fuerte (proporción: 1 parte de resina de damar triturada diluida en dos partes de esencia de trementina)
  • 1 parte de aceite «stand oil».
  • 1, 2 ó 3 partes de esencia de trementina.


Johnsto, Gordon, Pintura, Instituto Parramón Ediciones, Barcelona, 1978.

Medio

  • Una parte de aceite de linaza.
  • Una parte de esencia de trementina.

Nota: es el medio más común frecuentemente citado en muchas fuentes, se ha seleccionado este libro como un ejemplo.


Valverde, José Antonio, Taller de las artes. Óleo II, Ediciones Iberoamericanas Quórum, Madrid, 1986.

Médium para veladuras

Ingredientes: aceite de linaza espesado, barniz de almáciga, trementina veneciana y esencia de trementina.

Depositar una parte de trementina veneciana.

Añadir tres partes de barniz de almáciga o barniz Dammar.

Añadir una parte de aceite.

Agitar enérgicamente.

Podemos diluirla con esencia de trementina —no explica en que cantidad—.

Nota: el autor del libro explica que en sucesivas veladuras iremos aumentando el aceite.


Smith, Ray, El manual del artista, Editorial Hermann Blume, Barcelona, 1990.


Esencias (esencia de trementina, aguarrás mineral, aceite de espliego)

El autor comenta refiriéndose a los medios en general que «el método más seguro de pintar al óleo sigue siendo utilizar el tubo de pintura tal como viene o diluyéndolo simplemente en trementina, alcohol blanco o aceite de espliego».

Nota: el alcohol blanco es sinónimo de aguarrás mineral.


Medio de secado rápido

El barniz de damar o la trementina de Venecia diluidos con esencia de trementina.

Nota: El autor del libro, explica que se debe mezclar el barniz con un aceite secante, ya que el exceso de resina puede causar un oscurecimiento progresivo grave.


Barniz de resina con aceite

  • 1 parte de aceite de linaza «Stand Oil» (si se desea evitar el amarilleo y que sea flexible) o aceite espesado al sol (si lo que se desea preferentemente es un secado más rápido).
  • 1 parte como máximo de barniz damar —o preferiblemente menos, comenta el autor—.


Rebajar la composición añadiéndole de una a cinco partes de esencia de trementina a preferencia del usuario-


Aceite de linaza como medio

El autor recomienda usar las siguientes variedades de aceite de linaza: el aceite polimerizado (o stand oil) y el aceite de linaza espesado al sol.

Comenta que pueden servir como medios para veladuras empleados solos o mezclados junto a otros materiales.

Dice que son más fiables si se emplean solos, diluyéndolos previamente con esencia de trementina hasta que se encuentren en una consistencia idónea.

Si se desea que sequen despacio, en vez de diluirlo con esencia de trementina, se hará con aceite de espliego —en nuestro medio conocido como esencia de espliego—.

De los dos aceites, el autor recomienda el aceite polimerizado porque, aunque seca más lento, no amarillea y sigue flexible con el tiempo.


Aceite de adormideras como medio (o de cártamo)

Adecuados para la pintura directa, pues es un medio de secado lento. Se debe usar cuando se aplique una capa húmeda sobre otra también húmeda. No se deben usar en pinturas por capas y sobre todo capas inferiores de aceite de adormideras con capas superiores de aceite de linaza.


Cennini, Cennino; El libro del arte, Ediciones AKAL, Madrid, 1988


Aceite cocido al sol (aceite de linaza espesado al sol)

Colocar una cierta cantidad de aceite de linaza en una palangana de bronce o cobre, o en una cubeta. Ponerlo al sol de verano hasta que se reduzca a la mitad.

Nota: en la actualidad el aceite espesado se realiza colocándolo en un bol de cristal con otro bol de mayor tamaño bocabajo provisto de unos corchos o similar para que circule el aire. Se añade uno o dos dedos de aceite de linaza purificado. Se coloca al sol y cada día se remueve con un tenedor para que la capa superior no se endurezca. Este aceite es un ingrediente de los medios. Si se desea utilizar sólo hay que diluirlo con esencia de trementina, una parte de aceite espesado y dos aproximadamente de esencia. Es un aceite de secado más rápido que el de linaza purificado.


Bontcé, J, Técnicas y secretos de la pintura, L. E. D. A. Las ediciones de arte, Barcelona, 1980


Esencias

De la trementina y de los derivados del petróleo —aguarrás mineral, se entiende— dice que «dividen los pigmentos sin aglutinarlos, por lo que no deben usarse si no es en combinación con óleos; cuando se les emplea con exceso producen cuarteamientos y grietas, por su rápida acción volátil». Más adelante añade: «…empleada con restricción es un excelente medio porque estimula la secación de los óleos.»

Aceite de linaza

Comenta el autor: «Cuando el aceite de linaza se utiliza solo, como médium, únicamente es útil si la pintura puede ser acabada en una sesión o si se dejan transcurrir varios meses antes de aplicar la segunda capa». Más adelante añade: «Todos los vehículos de aceite tienden a oscurecer con el tiempo y son extremadamente limitados en su utilización».

Aceite de adormideras

«…no existe razón que justifique su uso. Seca más lentamente que el de linaza, propiedad que sólo va bien con colores de secación lenta…» explica el autor.

Médium clásico

El autor comenta que el medio clásico es aceite de linaza espesado —Stand Oil— con resina o cera. No especifica qué resina o las proporciones. Después añade las ventajas típicas del aceite espesado que ya se han descrito.


Médium limpio y claro en la técnica de los colores resinosos

  • Media parte de barniz copal o de ámbar.
  • Una y media parte de aceite espesado —Stand Oil—.
  • Media parte de aceite de linaza.
  • Media parte de esencia de trementina.

Nota: para una confección más fácil la fórmula anterior equivale a las siguientes proporciones: 1: 3: 1 y 1 partes.


Médium para técnica directa

Mezclar a partes iguales:

  • Barniz de almáciga.
  • Aceite de linaza.
  • Esencia de trementina.


Médium de los pintores prerrafaelistas

«Barniz copal, aceite de adormideras y esencia de trementina, mezclando la trementina con el copal en caliente y añadiendo luego el aceite, también en caliente».

Barnices a la cera

«Los barnices a la cera con almáciga, damar y aceite de espliego producen un atractivo efecto mate pero no son aconsejables como diluyentes del óleo».

Médium de cera

«También se emplea la cera pura disuelta en esencia de trementina, petróleo o aceite de espliego, desengrasado previamente el color de óleo sobre papel secante blanco para absorber el exceso de aceite; el color obtenido tiene la consistencia de una manteca».


Médium para diluir colores de tubo y para veladuras

  • 4 partes de barniz de damar.
  • 2 partes de aceite de linaza espesado —Stand Oil—.
  • 1 parte de trementina de Venecia.
  • 4 partes de esencia de trementina.


En sucesivas capas aumentar una o dos gotas de aceite para que sea más flexible.


Por Miguel Antonio Fernández Fernández. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla desde 1987, especialidad de Pintura. Artista pintor. Profesor de Educación Plástica y Visual y de Bachillerato en el IES “Salvador Rueda” de Málaga (España). Formador y consultor de artistas a nivel privado. Correo electrónico:miferpro@hotmail.com

viernes, 7 de diciembre de 2012

10 tips para pintar a óleo

Tip número uno

Siempre pon tus óleos en tu paleta en el mismo órden, para que con el tiempo seas capaz de elegir un poco de color instintivamente.

Tip número dos

La proporción de óleo (medio) debe aumentar por cada capa subsecuente en una pintura al óleo, “grueso sobre delgado”, porque las capas de abajo absorben de las capas superiores. Si las capas superiores se secan antes de las inferiores, la pintura puede cuartearse.

Tip número tres

Evita usar Negro Marfil (Ivory Black o Black no. 9) para las capas inferiores o para bocetar, porque se seca mucho más lento que otros óleos.

Tip número cuatro

Los pigmentos que contienen plomo, cobalto y manganesio aceleran el secado. Pueden mezclarse con otros colores para hacer más veloz el secado y son ideales para las capas inferiores. Las pinturas para estudiantes o aficionados contienen alternativas más baratas a estos pigmentos.

Tip número cinco

Usa aceite de linaza (linseed) para una capa base o en las capas inferiores de cualquier pintura al óleo hecha de húmedo a seco, ya que seca de manera más profunda que todos los aceites usados como medios.

Tip número seis

Evita usar aceite de linaza como medio para blancos y azules, ya que tiene una marcada tendencia a tornarse amarillo, lo que es más visible en colores claros. Aceite de de amapola es lo recomendado para colores claros, aunque se seca más lento.

Tip número siete

No seques tus pinturas al óleo en la obscuridad. Esto puede causar una fina película de aceite que sube a la superficie, haciendola de un tono amarillento. Esto puede corregirse exponiendola a la luz de día.

Tip número ocho

Si, al secarse, la pintura en tu paleta forma muchas arrugas, demasiado aceite (medio) ha sido añadido.

Tip número nueve

Si no estás seguro si usar trementina de goma o el aguarrás mineral para pintar con óleo, pon una pequeña cantidad sobre un pedazo de papel y deja que se evapore. Si se evapora sin dejar residuo, mancha u olor, entonces puedes usarlo.

Tip número diez

Si quieres limpiar una capa de óleo o barniz para óleo, usa alcohol, es un solvente poderoso.

Liquin: 2 Preguntas y sus respuestas

1ª Pregunta¿Para utilizar el liquin, primero doy una aguarrasada, y todas la siguientes capas con liquin, incluso las veladuras?

-Sí.

2ª Pregunta¿Si he utilizado la mezcla de trementina+aceite lino+dammar puedo utilizar liquin después para acabar?

-Mejor no, porque el lino retrasa mucho el secado y el liquin es muy secativo, recuerda la norma: graso sobre magro, nunca al contrario.
Mejor acaba el cuadro como lo habías empezado, incluso te diría que lo hagas añadiendo un poco más de aceite de lino, para que esa última capa sea la más grasa, pero solo un poco más.



Rescatando Oleos

¿Se estan secando los oleos?, colocalos en un poco de aceite de Linaza.















Fabricando Liquin

Vamos a fabricar de forma cacera un Liquin que como sabemos acelera el secado ademas de permitirnos dar textura.
Para esto utilizaremos básicamente, cera de abeja y trementina (aguarrás  vegetal)



Podemos agregar una gota de Secante de Cobalto que es un acelerador de secado (una gota por centímetro cúbico de óleo) y un poquito de Barniz de Dammar.


Barniz de Copal

CARACTERÍSTICAS

Este barniz está formulado con resinas alquídicas de excelente calidad, formuladas especialmente para el uso artístico. Están diluidas en aguarrás. Su color es ambar oscuro y su aspecto es translúcido.

Debe su nombre a que antiguamente se fabricaba con la resina natural, extraída del árbol del Copal (copalquáhuitl).

USOS
  1. Se usa como barniz de acabado para proteger el cuadro: sólo debe aplicarse cuando la pintura está bien seca, cosa que ocurre por lo general entre 6 y 12 meses después de terminada la obra
  2. Brinda una excelente protección a las pinturas al óleo, de mayor resistencia que la obtenida con el Barniz Damar
  3. La película obtenida es muy brillante y resistente a los agentes atmosféricos
  4. NO ES REDISOLUBLE, sólo puede ser removida por manos expertas, procediendo con sumo cuidado para no afectar las capas de óleo
  5. Puede presentar un leve oscurecimiento con el tiempo
  6. Se diluye con Aguarrás vegetal o Diluyente especial
  7. Mezclado con los óleos acelera el tiempo de secado de los mismos y aumenta su flexibilidad
  8. Se aplica con pincel o aerógrafo
  9. Se limpia con Diluyente Especial Alba
  10. Se puede usar para barnizar maderas, bizcocho cerámico, etc

ADVERTENCIA
  1. USAR EN AMBIENTES BIEN VENTILADOS
  2. POR SER INFLAMABLE USAR LEJOS DE FUENTES DE CALOR
  3. MANTENER EN ENVASES BIEN CERRADOS

Secante de Cobalto


Se trata de un secante formulado con una sal orgánica de Cobalto diluida en aguarrás. Su característico color azul violáceo a violeta no modifica el color del óleo.

USO
  1. Acelera el secado superficial de los óleos.
  2. Su uso se recomienda únicamente cuando el color se aplica en capas muy delgadas. En espesores altos puede producir cuarteo, al secar muy rápidamente la capa superior, mientras las inferiores permanecen frescas.
  3. No usar más de una gota por centímetro cúbico de óleo

El secativo de cobalto destruye la estabilidad de los colores y debilita su luz si se usa abusivamente. Solo se debe añadir un 2% respecto al volumen total del medio, y aún así algunos autores lo consideran inseguro.


martes, 4 de diciembre de 2012

Liquin

Liquin es un medio alquídico usado en la pintura al oleo que está formulado para acelerar la velocidad de secado. La versión gelatinosa (Liquin original) aumenta el flujo y la transparencia de la pintura, mientras que la versión empaste, endurece la pintura.
Liquin es un medio a base de petróleo, y debe ser utilizado en un estudio bien ventilado..
Liquin es una marca producida por Winsor & Newton (Safety Data Sheet). Otras empresas de pintura también producen medios alquídicos, por ejemplo, el producido por Gamlin es de marca Galkyd.

El Impasto es lo que se conoce generalmente como «pasta para pintar» que se utiliza para aumentar el volumen de la pintura al óleo y crear más masa en las texturas.
El Liquin Impasto de Windsor & Newton tiene una textura similar al óleo (lo que permite pintar con espátula, pero con colores semi transparentes) y el proceso de secado es perfecto: seca en unas 10 horas, pero tarda en ponerse mordiente. Esto no ocurre, por ejemplo, con el Painting Paste, de Talens, o el Impasto Medium, de Lefranc, que se ponen mordientes enseguida.
El inconveniente del Liquin Impasto es que está desaconsejado para capas finales por la propia Windsor & Newton. Además, algunos artistas desaconsejan mezclarlo con óleo, por ser un medio alquídico.
Una resina alquídica (o alquídica) es producido por una reacción entre un ácido, un alcohol y un aceite secante. Puesto que la reacción de un ácido con un alcohol genera un poliéster , una resina alquídica resultante de la modificación de un poliéster con la adición de un aceite secante. Las resinas alquídicas son derivados de polioles y de ácido dicarboxílico .


video



Medium

La pintura al oleo se compone de pigmento en suspensión en un medio de aceite, y el grosor o la finura de la pintura depende de cambiar las proporciones del medio en el que se lleva a cabo el pigmento, mediante la adición de disolventes o agentes espesantes. 
Los Mediums son el sustituto de los aceites para pintar.
Antiguamente, eran los propios artistas o sus ayudantes quienes preparaban los mediums para pintar al óleo con las más diversas recetas.
Pero a partir del siglo XIX con la aparición del impresionismo y la paulatina pérdida de las enseñanzas académicas, las viejas formulas magistrales fueron cayendo en decadencia hasta que se dejaron de utilizar por los artistas, los cuales a partir de entonces se limitaban a usar esencia de trementina y aceite de linaza o de nueces para los colores más claros.
Los mediums fueron recuperados por las casas comerciales especialistas en bellas artes.
Gracias a la iniciativa de estos especialistas, los pintores podemos recuperar la manera de pintar de los viejos maestros, y trabajar de manera más personal, ya que la diversidad de mediums que se encuentra en el mercado nos permite a cada uno de nosotros pintar de un modo más personalizado y único.

Vamos a pasar lista a algunos de los mediums más conocidos e importantes.

Médium para pintar incoloro  “Lefranc & Bourgeois”: Este médium acelera el agarre, aumenta la transparencia y brillo, atenúa la pincelada, es ideal para veladuras y no amarillea.
Contiene resina cetónica que le da resistencia, aceite de linaza para la redondez del toque y esencia inodora para la volatilidad.
Como utilizarlo: tal cual sale del frasco o diluido con un 50% de trementina, otra manera es: 70% de médium con 30% de aceite de linaza para ralentizar el tiempo de agarre. Y también se puede diluir con esencia de áspic para las primeras capas.
Seca en un día y el acabado es brillante.

Médium para pintar Vibert: Antes conocido como Barniz para pintar Vibert, inventado para Lefranc por el famoso químico y pintor a finales del siglo XIX. Mejorado por lefranc gracias a las nuevas resinas sintéticas.
Contiene aceite de adormidera, esencia de petróleo y resinas cetónica y acrílica.
Este médium aumenta el aspecto mate de los colores dando un aspecto final satinado, y evita los oscurecimientos.
Se utiliza puro o diluido con un 50% de esencia de petróleo.
Muy diluido con aceite esencial de petróleo se utiliza como barniz de retoques.
Seca en tres días y es de acabado satinado.

Médium secativo Harlem Duroziez: Médium inventado por el farmacéutico M Duroziez.
Más que un secativo, es un médium, pues tarda en secar tres días.
Compuesto de resina formofenólica, aceite de linaza y esencia de petróleo.
Aumenta la transparencia y el brillo y permite la superposición al toque pasadas unas horas, así como la veladura pasados tres días de secado.
Se utiliza puro o diluido al 50% con esencia de petróleo o de trementina, para los colores poco secantes se añaden dos o tres gotas de secativo Courtrai por cada pellizco de color. Agarre a los doce días, seca en tres días con acabado brillante

Médium secativo flamenco sin plomo: Antiguamente tenía plomo, pero el plomo hoy día esta prohibido por su toxicidad.
Este médium esta compuesto por resina copal, aceite de linaza y esencia inodora.
Es un médium nacarado, que da al cuadro un aspecto ligeramente antiguo, aumenta mucho la transparencia y el brillo . Permite la superposición “al toque” transcurrida una hora y la veladura después de dos días de secado.
Su agarre es a las dos horas y el secado a los dos días, el acabado brillante.


La fabrica “Lefranc & Bourgeois” fue fundada en 1720 y contó con la colaboración del artista y químico francés Jehan Georges Vibert


lunes, 3 de diciembre de 2012

Barniz final ¿Si o no?


No es esencial barnizar los cuadros al óleo; un cuadro sin barnizar no tiene por qué deteriorarse si se cuelga o almacena en condiciones razonables. El barniz tiene la desventaja de que tiende a amarillear con el tiempo, pero protege a las pinturas de las impurezas del aire y realza el brillo del color. Es buena idea barnizar las obras que contengan impastos espesos que puedan tender a hundirse.


Un cuadro debe barnizarse de 3 a 6 meses después de terminado; para entonces la pintura se habrá secado lo suficiente y habrán cesado la contracción y expansión. La pintura muy espesa puede necesitar más de 6 meses para secarse.

Lo mejor es emplear un barniz suave de alcohol de resina como damar o almácigo, (adelgazada con trementina para que corra rapido en la aplicación y no queden gotas colgando de la pintura , una vez vi unas obras colgando de un Bellas Artes y casi me dio un infarto, parecía como si le hubiesen tirado aceite y barniz con balde ! ) si se desea una superficie brillante; o un barniz de cera si se prefiere un acabado semimate.

Una vez terminada la pintura, y convenientemente secada, como mal necesario se procede a dar una capa de barniz protector.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que el barniz sirve, además de este, para otros usos. En primer lugar, se puede añadir a los colores, que se convierten así en más brillantes y sólidos; también se puede utilizar para separar dos capas de color, impidiendo de esta forma que el aceite de la capa superior pase a la inferior.

Como barniz final, se aplica con pinceladas paralelas en dos o tres pasadas ortogonales sobre la pintura, y debe formar al secarse una película protectora transparente. Hay que evitar los barnices duros y oleaginosos, porque amarillean, se vuelven pardos y además son difíciles de eliminar.



No se debe de barnizar antes de transcurrido el tiempo antes mencionado porque el proceso químico necesita del oxígeno del aire para que el secado culmine con éxito, y el barniz aplicado antes de tiempo impediría que las partículas de oxígeno penetrasen en la pintura, resultando nefasto con el tiempo.

Hay distintos tipos de Barnices:
  • Barniz de pintura brillante: Barniz de acabado, proporciona un brillo uniforme y protección al cuadro. Apropiado para óleo.
  • Barniz de pintura mate: Barniz de acabado, proporciona un brillo satinado uniforme y protege el cuadro. Apropiado para óleo.
  • Barniz de retoque: Para proteger provisionalmente los cuadros pintados al óleo y avivar zonas deslucidas o mates.
  • Barniz damar brillante: Barniz tradicional de acabado, proporciona un brillo uniforme y protege el cuadro. Apropiado para óleo.
  • Barniz damar mate: Barniz tradicional de acabado, proporciona un brillo satinado uniforme y protege el cuadro. Apropiado para óleo.
  • Barniz acrílico brillante: Barniz de acabado, proporciona un brillo uniforme y protege el cuadro. Apropiado tanto para pintura al óleo como para pintura acrílica.
  • Barniz acrílico mate: Barniz de acabado, proporciona un brillo satinado uniforme y protege el cuadro. Apropiado tanto para pintura al óleo como para pintura acrílica.
  • Barniz para pasteles al óleo: Protege a prueba de barrido e impermeabiliza las obras de pasteles al óleo y ceras.
  • Barniz témpera brillante: Para proteger dibujos/pinturas a la témpera.
  • Barniz témpera mate: Para proteger obras a la témpera. Proporciona un brillo satinado.
  • Protecting spray: Para proteger dibujos/pinturas a la témpera, a la acuarela y a tinta, por ejemplo.



Espero les haya gustado este resumen, luego estaré subiendo mas información

Saludos .

Aihtnave

Veladuras


El óleo es un medio excelente para aplicar capas delgadas de pintura transparente, o veladuras. Pueden pintarse sobre el prepintado, las zonas de color opaco o los impastos. El efecto es totalmente diferente del que se obtendría mezclando los dos colores. La luz que atraviesa la capa transparente y se refleja en el color opaco que hay debajo produce una profundidad y luminosidad especial.

Las veladuras suelen aplicarse sobre colores claros - especialmente blanco o gris neutro - porque son los que mejor reflejan la luz. Al lado de estas partes, la pintura opaca parece retroceder, dando así al cuadro una calidad tridimensional.

Para ello, la pintura debe estar muy diluida con un medio adecuado, preferentemente uno que contenga cera de abejas (glaseador) . Es mejor no usar aceite de linaza para las veladuras, porque tiende a moverse después de aplicado.

Veladura en acuarela

Aplicación de los colores en la pintura a la prima


La pintura directa al óleo, o pintura "alla prima", es el procedimiento más abreviado, en el que ya desde un primer momento el pintor trabaja sobre el efecto final del cuadro.


La aplicación del color por capas (al menos, una inferior y otra superior) constituye el procedimiento más antiguo, y se basa en la división del trabajo; en la capa inferior se obtiene especialmente el dibujo (la forma), el modelado con sus luces (el sombreado) y una ligera indicación del color. En la capa superior el artista se entrega directamente a la representación del efecto cromático.


Una de las técnicas más características del óleo es la aplicación del color por veladuras (es decir, pintura por transparencia); se trata de capas tenues y fluidas que van siempre del claro al oscuro.

Prepintado

Se haya o no dibujado el boceto, el prepintado puede servir para aplicar algunos colores y tonos fundamentales, que se pueden elaborar mas adelante con veladuras y capas de pintura opaca. En esta primera etapa, es conveniente usar pocos colores y diluir la pintura con disolvente y algo de aceite o medio.





Estudio de tiempos de secado de colores

Una idea interesante es poner sobre un lienzo pequeño una porción de cada uno de los colores al óleo que tengamos, vayamos comprobando y anotando sus tiempos de secado, de esa manera los conoceremos y evitaremos los problemas que conllevan los distintos tiempos de secado.















¿Porque se cuartean las pinturas al oleo?

Las razones pueden ser muchas, las más corrientes y evitables son debidas al desconocimiento del material con el que se trabaja. 

Veamos algunas de ellas: 
  1. La base, la base siempre es muy importante, cuando se trata de tela conviene que el bastidor este montado con una tela de una sola fibra, sea lino o algodón, esto es muy importante, por que cuando los lienzos están hechos con dos fibras diferentes, con los cambios de temperatura no se tensan y destensan a la vez, cada fibra se tensa y destensa a su aire, independientemente una de la otra lo que puede ser fatal, como es evidente. 
  2. La imprimación es otra de las causas de cuarteamientos, e incluso de la caída de fragmentos de pintura, pues no se cae la pintura, sino la imprimación, llevándose detrás a la pintura que hay sobre ella.
  3. Regla "Graso sobre Magro"

REGLA: “GRASO SOBRE MAGRO“ 

El más corriente de los cuarteados se produce por causa del NO respeto a la norma de “Graso sobre Magro” es decir, pintar con pintura disuelta con aguarrás sobre pintura tal y como salio del tubo ( que generalmente contienen grandes cantidades de aceite de linaza u otro médium) . Es muy importante (cuando no se pinta en una sola sesión) ir pintando las capas de pintura de magro a graso, es decir empezar con el típico aguarasado e ir poniendo cada vez más aceite a las pinturas según van pasando los días y vamos poniendo capas de óleo. Una solución es utilizar algún médium como el “Liquin” , que hará que la pintura este bien seca cada vez que retomemos el cuadro. Hay óleos de secado rápido otros de secado lento , por esto que conviene ir poniendo mucha atención cuando pintamos y utilizamos diferentes marcas de un mismo color .Todos los óleos, en general tienen secados distintos según la marca y de que color se trate, por ejemplo: el Siena tostada seca mucho antes que el ocre amarillo, con lo cual si se pinta con Siena sobre ocre amarillo cuando este último esta seco al tacto, muy probablemente se cuarteará, pues seco al tacto no significa que este seco en profundidad, y al secar la capa de abajo (el ocre) esta se expandirá, craqueando al color Siena que ya seco, se encuentra sobre el dicho color ocre amarillo.

Aquí pongo un ejemplo de un cuadro cuarteado que se ha cuarteado debido a que el color de debajo no había secado bien antes de cubrirlo con otro color, y como se puede observar viendo el detalle, hay pintura mezclada con mucho aguarrás puesta sobre pintura más espesa.





¡¡¡Un par de reglas!!!

Graso sobre magro” cuando se pinta al óleo en capas, cada capa sucesiva debe ser mas flexible que la anterior, esta regla se mantiene añadiendo más aceite a cada capa sucesiva.

Gordo sobre delgado”, las capas gordas de óleo se aplican mejor sobre los fondos delgados.


Espero les haya gustado este resumen, luego estaré subiendo mas información.

Saludos,

Aihtnave



El lápiz de plata (punta de plata ) y el lápiz de sanguina



Es importante no usar lápices de grafito para dibujar, puesto que el grafito puede ensuciar y contaminar el gesso (el imprimante) y puede verse a través de la pintura, afeando la misma.

Se puede emplear carboncillo para hacer el dibujo, y una vez terminado este se cepilla antes de comenzar a aplicar la pintura. Pero el mejor material para dibujar con mucho detalle cuando pintamos al óleo son los lápices de plata pura y la sanguina .





lápiz de plata