Questions? Feedback? powered by Olark live chat software
En este sitio no encontrara material privativo; si esta aquí es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red.
Siempre
citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque no pretendemos adueñarnos de la propiedad intelectual ajena y reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tengan a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen, no mas.
Gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.

viernes, 4 de abril de 2014

Cómo pintar un círculo cromático

El círculo cromático es un sistema de clasificación de los colores que consiste en organizarlos alrededor de un círculo. Esta práctica suele realizarse en los colegios y escuelas de arte con el objetivo de que los alumnos aprendan a obtener colores mediante la mezclar de los colores primarios. El círculo cromático puede ser básico o complejo si decidimos ampliar la gama de colores hacia los blancos y los negros o mezclando los colores entre sí. Si quieres dedicarte a la pintura es imprescindible que sepas cómo pintar un círculo cromático.

Instrucciones
  1. El círculo cromático más común en los colegios es el que se elabora mezclando rojo, amarillo y azul, aunque es preferible realizarlo empleando las tintas que utilizan las imprentas, CMYK: negro, cyan, magenta, amarillo (y negro adicionalmente).
  2. Con los colores primarios obtendrás los secundarios. Con magenta, cyan (azul) y amarillo, obtendrás violeta, naranja y verde. Con la mezcla de los primarios y los secundarios obtendrás los colores terciarios.
  3. Compra una cartulina gruesa para pintura acrílica, de unos 300 gramos. Colócala en sentido horizontal y halla su punto central.
  4. Con un compás dibuja un gran círculo y divídelo en 12 secciones como si fuera un queso, de manera que todas las partes tengan la misma medida.
  5. Divide las 12 partes en 3 y pinta una parte con amarillo, otra con magenta y otra con azul cyan sin mezclarlos con ningún color.
  6. No mezcles los colores directamente sobre el papel. Hazlo siempre en una paleta, removiendo bien hasta que la mezcla sea homogénea. Limpia bien el pincel cuando cambies de color.
  7. Si la pintura es muy espesa, moja el pincel en agua, pero no te excedas.
  8. Escurre bien los pinceles para evitar que la pintura sobresalga de su zona y se mezcle con los colores colindantes.
  9. Coge una paleta o huevera de plástico para mezclar los colores y utiliza unas cucharitas de plástico o palos para extraer cada color y colocarlo sobre la paleta. No introduzcas el pincel manchado dentro de los botes de pintura de otro color.
  10. Ves pintando el círculo de manera que conforme te acerques a un color sea éste el que predomine en la mezcla. En el punto medio entre dos colores, aplica la mitad de cada uno y obtendrás los colores secundarios. Por ejemplo, con amarillo y azul obtendrás verde.
  11. Sigue un orden. Empieza pintando por la izquierda si eres diestro y viceversa. De esta manera evitarás arrastrar la pintura húmeda con la mano.
  12. Conforme vayas mezclando colores en la paleta, comprobarás que cada combinación exige unas proporciones diferentes de cada color. Por ejemplo el amarillo es un color muy transparente y por el contrario el rojo y el azul son colores con mucho cuerpo, que cunden en seguida.
  13. Anímate a pintar un círculo cromático elaborado, trazando circunferencias cada vez más pequeñas hasta llegar al centro del círculo. Rellena las circunferencias que se acercan al núcleo añadiendo cada vez un poco más de blanco para obtener colores claros, y haz lo mismo hacia fuera del círculo añadiendo un poquito de negro para obtener colores oscuros.
  14. En el centro puedes hacer un pequeño círculo con la mezcla de los 3 colores primarios, cuyo resultado es un tono marrón oscuro casi negro.
  15. Cuando hallas terminado y el círculo esté completamente seco, borra los restos de lápiz de las líneas que hayas dibujado al principio. Muy bien, ahora ya eres capaz de pintar degradados!
Necesitas
  • cartulina gruesa para acrílico (300 gr. aproximadamente)
  • lápiz y goma de borrar
  • compás
  • pintura acrílica o témperas
  • pinceles
  • agua
  • paleta o hueveras de plástico
  • cucharillas de plástico o palillos
Consejos
Si se ha ensuciado mucho el papel o te has salido, recorta el círculo una vez seco y pégalo sobre una cartulina blanca limpia.
También puedes realizar un círculo cromático con pinturas plastidecor o lápices de madera, superponiendo y mezclando los colores directamente sobre el papel.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer su opinión sobre el tema tratado en este post.

En este sitio no encontrara material privativo; si esta aqui es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red. Siempre citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tenga a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen.
Muchas gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.