Questions? Feedback? powered by Olark live chat software
En este sitio no encontrara material privativo; si esta aquí es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red.
Siempre
citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque no pretendemos adueñarnos de la propiedad intelectual ajena y reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tengan a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen, no mas.
Gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.

sábado, 14 de junio de 2014

Técnica del Pancake (Bizcocho)

El cuadro que acompaña esta nota es la Madonna de Manchester de Miguel Ángel y si se fijan en la parte izquierda podran ver que está todavía en las primeras pinceladas. Lo llamativo de este cuadro es que podemos ver la técnica del pancake.  Si pinchan en la imagen podran verla ampliada.

Esta técnica no se suele ver en obras actuales (yo al menos casi no he visto ningún cuadro pintado así) por lo que es una técnica que supongo que se está perdiendo. Y es una lástima, porque seguro que a más de uno le gustará y la utilizará.

Esta forma de pintar consiste hacer una capa con colores planos. Cogemos un color de base y pintamos todo el área que correspondería a ese color (como podemos ver en la parte izquierda del cuadro).

Una vez que ya se ha secado completamente, tendremos que conseguir el volumen a base de veladuras, empastes, scumbling, etc… De ahí el nombre de pancake: Empezamos con una base plana (como la masa de un bizcocho) y poco a poco va cogiendo su volumen (igual que al hornear el bizcocho).

En mi opinión, es una técnica con la que hay que tener paciencia sobretodo cuando estemos en la etapa de dar volumen con veladuras por el tema del secado, pero le veo una gran ventaja y es que podemos controlar muy bien la pintura y será difícil que apliquemos pintura en exceso.

En cierto sentido y salvando las distancias, es una técnica similar a pintar con grisalla ya que en ambas tienen una gran importancia las veladuras y con ellas conseguiremos esa sensación de volumen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer su opinión sobre el tema tratado en este post.

En este sitio no encontrara material privativo; si esta aqui es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red. Siempre citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tenga a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen.
Muchas gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.