Questions? Feedback? powered by Olark live chat software
En este sitio no encontrara material privativo; si esta aquí es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red.
Siempre
citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque no pretendemos adueñarnos de la propiedad intelectual ajena y reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tengan a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen, no mas.
Gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.

sábado, 17 de mayo de 2014

Para conservar los óleos

Después de mezclar los colores que integran la paleta de un cuadro, procedemos a envasarlos en jeringas. Se conserva el óleo mejor que en el tubo original, pero lo más importante es que no importa cuanto tiempo tengamos el cuadro en receso, siempre que lo retomemos tenemos el color con el que estábamos trabajando si conservamos aparte las jeringas usadas en él.



Llenado de la jeringa: Fusione muy bien los colores y proceda a llenar, preparo unos 7 centímetros por color y me alcanza muy bien para los formatos medios en jeringas de 10 centímetros, para fondos es mejor tener jeringas de 20 centímetros y para pequeños formatos de 5 y menos


Tenga especial cuidado al entrar el émbolo pues debe hacerlo despacio para que el óleo vaya empujando y sacando el aire de la jeringa, proceda después a poner la aguja con su tapa que son las que sellan y sirve la aguja para retirar cualquier dureza que se forme en la punta de la jeringa que es por donde sale el óleo, podemos en ella encontrar un poco seco el óleo en el acceso de salida si se nos quedo mal ajustadas la aguja y tapa como nos ocurre con el tubo normal y pasó mucho tiempo sin usarlo, recomiendo las jeringas sin caucho en el émbolo, son mejores pues se pueden seguir llenando, las que tienen el caucho cuando se retira el émbolo se queda adentro y se tienen que desechar.


Cuando damos por terminado un cuadro los sobrantes de esa paleta se sacan de la jeringa y se mezclan con más color para dar los otros tonos del proximo cuadro




domingo, 4 de mayo de 2014

Colores “mud” (sucios o grises)


El término “mud”  es una palabra inglesa que hace referencia a aquellos coltonos apagados que se obtienen al mezclar varios colores entre sí. Un equivalente en español sería una denominación de colores “quebrados”, “sucios”  “apagados” o “grises”.
En el mundo de la pintura, se podría decir que existen dos escuelas: Los “pro-mud” y los “anti-mud”, aunque en ambos lados existen grandes pintores y profesores.
Los “Anti-mud”
Virgil Elliott, en su nuevo libro Traditional Oil Painting escribe: “La sensación de un color más limpio es posible con un solo pigmento que con la mezcla de dos o más“.
Daniel Parkhurst, un estudiante de Bouguereau, dijo en su libro en 1903 The Painter in Oil: “Sobremezclar puede formar colores sucios, especialmente cuando se usan más de tres colores. Cuando no consigas el tono correcto con tres colores, lo más seguro es que uses tres colores incorrectos. En el caso de que no sea así, y debas añadir un cuarto color, hazlo muy lentamente o tendrás que volver a empezar la mezcla”.
Los colores parcialmente mezclados, dice, son más apropiados para conseguir variaciones armónicas en la pintura final. También recomienda que el artista debe mantener la paleta escrupulosamente limpia y utilizar un montón de pinceles.
Otra causa de colores sucios, según algunos artistas, es tener demasiados colores en la paleta. Los profesores dicen que los estudiantes de arte tienden a usar marrones o negro para oscurecer colores. Recomiendan usar sólo colores primarios especialmente cuando se está aprendiendo a mezclar los colores. Los primarios serían una versión cálida y fría del rojo, azul y amarillo, además del blanco (¿No os recueda a la paleta doble de primarios que ya hablamos de ella?)
Algunos acuarelistas van añadiendo capas de los colores primarios y jugando con la transparencia hasta conseguir el color deseado. Otros artistas, para mantener la pureza del color, utilizan una paleta con muchos colores y así no tienen que estar mezclando varios colores para conseguir el tono que desean.
Los “Pro-mud”
Son artistas que argumentan que no existen los colores sucios. Los grises con los mejores amigos del artista.
Richard Schmid en su libro Alla Prima: Everything I Know About Painting dice la siguiente frase: “No existen colores feos o bonitos. Los colores grises simplemente son colores que tienen una temperatura inadecuada para la zona en la que se colocan”.
Kevin MacPherson, en Oil Painting Inside and Out, recomienda raspar la pintura de la paleta, mezclar todo y guardar esa pintura. Él usa esta pintura en lugar de blanco para mezclar los tonos medios. “Estos grises están en armonía con los primario”, dice, “ya que son una mezcla de todos ellos, y la mayor parte de la naturaleza está hecha de grises”.
Estos artistas reconocen que existen diferentes vías para obtener un color determinado. Un gris neutro se puede obtener mezclando rojo y verde, azul y naranja (colores complementarios) o mezclando todos los colores de la paleta. Realmente no importa cómo se llegó a una mezcla determinada.
Y no necesariamente hay que limpiar el pincel todo el tiempo o utilizar un montón de pinceles a menos que la pintura requiera tonos muy saturados. Un pincel sucio ayuda a unificar los marrones o grises y a armonizar el cuadro.



Paleta doble de primarios



Colores de la paleta:
  • Amarillo cadmio limón (frío)
  • Amarillo cadmio medio (cálido)
  • Rojo cadmio claro (cálido)
  • Rojo alizarina (frío)
  • Azul ultramar (cálido)
  • Azul ftalo (frío)
  • Blanco titanio
Esta paleta fue creada por Jack White y en mi opinión es una de las paletas de colores más útiles que podemos encontrar dentro de las paletas limitadas. Como podéis apreciar, sólo contiene tres colores principales, pero en una gama frío y otra cálida.

Jack justifica esta elección de colores en el hecho de que en nuestro ojos poseemos Conos y Blastos. Los blastos son células que nos ayudan a ver en blanco y negro (algo similar a cuando estamos en una habitación por la noche con la luz apagada) y los conos son células que nos ayudan a ver en color. Los conos sólo ven los tres colores primarios: Rojo, Amarillo y Azul. Todos los Siennas, Ocres, Sombras y otros colores tierra los vemos como una mezcla de los colores primarios en nuestro cerebro. Debido a que los fabricantes de pintura no hacen colores puros primarios, es necesario un sistema que incorpore una versión cálida y fría de los colores primarios. Según Jack, con este sistema es imposible obtener colores sucios o quebrados accidentalmente.

Muy recientemente se me ocurrió experimentar algunas mezclas. Mi intención era conseguir un anaranjado pero sólo disponía de rojo alizarina y amarillo limón. ¿Qué conseguí? Un naranja quebrado, sucio y con un color que no me sirvió para nada.

En la imagen de cabecera podéis ver un esquema de los matices de cada color, con esto ya comenzamos a entender porqué me salió un anaranjado sucio en vez de un naranja saturado. Os traduzco la explicación del texto en inglés:
Las pequeñas cajas de color Rojo, Amarillo y Azul indican el segundo color que contiene cada color principal. Por ejemplo: El azul ultramar contiene rojo, el amarillo cadmio contiene rojo, de modo que cuando mezclemos estos dos colores obtendremos un verde quebrado (recordemos que el complementario del verde es el rojo, de modo que lo agrisa). Otro ejemplo, el azul ptalo contiene amarillo, el amarillo limón contiene azul y cuando los mezclamos obtenemos un verde puro.
Y ahora volvamos a mi experimento. Tenía rojo alizarina, que contiene azul; y amarillo limón, que también contiene azul. Al mezclarlos obtendremos un naranja quebrado porque el complementario del naranja es el azul.

Si hubiera utilizado rojo cadmio claro, que contiene amarillo; y amarillo cadmio, que contiene rojo, mi color resultaría ser un naranja puro.

Si solemos pintar bastante con color verde, podemos incorporar un verde esmeralda para enriquecer nuestra gama de verdes. Además este verde es el complementario perfecto del rojo alizarina.
Y por último, a esta paleta también le podemos añadir algunos colores tierra del tipo siennas, sombras u ocres que aunque los podemos fabricar con nuestros seis colores, siempre es conveniente tener alguno a mano para ahorrar tiempo en las mezlas. Además son Serie 1 y tienen el precio más bajo.



sábado, 3 de mayo de 2014

Ejemplo de Color Piel

Click para agrandar
Diana Ricci nos muestra como hacer un color piel con los oleos de Rodolfo Insaurralde
  • Laca carminada
  • Azul ultramar
  • Siena tostada
  • Siena natural
  • Blanco

Armado de 2 colores base:
  • Azul ultramar + Siena natural = Un tipo de gris oscuro 
  • Azul ultramar + Siena tierra tostado = Un color casi negro
Ambos bases se entonan con Laca caminada, blanco o el siena que han utilizado para las mezclas
Es cómodo trabajar los tonos de piel con un verde base, que se conoce como verdaccio.






Material de Consulta de Lenguaje Plastico

MATERIAL DE CONSULTA 2012

Verdaccio


Verdaccio es un italiano nombre para la mezcla de pigmentos negros, blancos y amarillos resultantes en un marrón verdoso suave de color grisáceo o amarillento (dependiendo de la proporción).
Jan van Eyck (1390 - 1441) fue un pintor flamenco a quien se le acredita el perfeccionamiento de la técnica de la pintura al oleo. Antes de él, los artistas pintaban con pinturas al temple de huevo, pero el oleo era mucho más versátil, fácil de usar y le permitía al artista crear ilusiones de profundidad que era imposible con los medios anteriores. Usando sus propias técnicas de pintura al oleo, Van Eyck fue capaz de pintar tonos de piel realista. La clave de su éxito con los tonos de piel reside en su uso del "verdaccio", un color verde lodoso. Van Eyck crearía una pintura completa en verdaccio antes de pintar usando otro color.
La técnica fue muy utilizada por los pintores del Renacimiento.
Este método crea una excelente capa inicial para el color de la piel y se emplea para lograr un gran sentido del realismo. Artistas como Giotto y Leonardo Da Vinci se especializaron en esta técnica. Uno de los mejores ejemplos es La Monalisa.



Ejemplo de Cómo mezclar el "verdaccio" usado por Van Eyck

Necesitarás
  • Pintura al oleo negro marte
  • Pintura al oleo blanco plomo
  • Pintura al oleo verde óxido de cromo
Instrucciones
  1. Mezcla cantidades iguales de negro marte, blanco plomo y verde óxido de cromo. Mezcla por completo sobre tu paleta, usando una espátula. Ésta es la mezcla básica para la pintura verdaccio.
  2. Agrega una cantidad pequeña de trementina a tu mezcla de verdaccio para diluir un poco la pintura. Usa sólo lo suficiente para diluir ligeramente. Esto te permitirá aplicar la pintura con suavidad.
  3. Coloca nueve porciones iguales de pintura blanco plomo sobre tu paleta. Agrega una poco de verdaccio a la segunda porción de blanco, un poco más a la tercera, y aun más a la cuarta. Deberás notar como gradualmente los colores cambian en intensidad.
  4. Repite este proceso con las otras cuatro porciones de pintura blanca.
  5. Coloca un poco del verdaccio original a la derecha de la cuarta porción de pintura mezclada con verdaccio. Con esto tendrás 10 porciones de pintura, que irán del claro al oscuro. Éste es el verdaccio que Jan van Eyck usaba para crear la base para sus tonos de piel.