En este sitio no encontrara material privativo; si esta aquí es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red.
Siempre
citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque no pretendemos adueñarnos de la propiedad intelectual ajena y reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tengan a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen, no mas.
Gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.

martes, 12 de agosto de 2014

Mona Lisa 3D

El genio renacentista Leonardo da Vinci podría haber sido un pionero en la creación de las imágenes en 3D. Científicos alemanes creen, de hecho, que la primera obra tridimensional en la historia pudo ser la Mona Lisa.

Para llegar a esta conclusión, Claus-Christian Carbon y Vera Hesslinger, de la Universidad de Bamberg, analizaron la Gioconda original que cuelga del Louvre (Francia) y la copia del Prado (España) descubierta en 2012. Los especialistas alemanes subrayan que la Mona Lisa 'española' fue pintada en el mismo estudio que la 'francesa' y, además, simultáneamente, ya que ambas pinturas no solo se parecen a un nivel superficial, sino que presentan las mismas correcciones en las capas inferiores.

En declaraciones a la revista 'LiveScience', los expertos aseguran haber recalculado la posición que los dos pintores mantuvieron entre sí respecto a la modelo mientras trabajaban en los retratos. El análisis de trayectorias entre los puntos de referencia de ambas pinturas reveló que las dos versiones difieren ligeramente en perspectiva. Los científicos insisten en que la disparidad entre ambas pinturas es un reflejo de la disparidad binocular humana, ya que la diferencia horizontal entre las dos pinturas es de unos 69 milímetros, distancia promedio que separa los ojos de una persona. Cuando una persona observa un objeto, cada ojo ve este objeto desde una perspectiva algo diferente, ambas imágenes se transmiten al cerebro, donde conforman la representación tridimensional del objeto que uno 've'.

Basándose en estos resultados, Carbon y Hesslinger argumentan que los dos retratos constituyen un par estereoscópico, de tal forma que, colocados uno al lado del otro, crean un efecto de profundidad similar al que generan las imágenes superpuestas utilizadas hoy en día para crear la impresión 3D percibidas a través de vidrios de color rojo y azul. Según los científicos, Da Vinci podría haber experimentado con las pinturas tridimensionales a propósito, por medio del trabajo simultáneo en el mismo estudio de dos artistas (del propio Da Vinci y, probablemente,uno de sus discípulos cercanos). El hecho de que el pintor usara gafas coloradas también apoya esta tesis.

El diferente color que presentan las mangas en ambos retratos, unas verdosas y otras rojizas, podría ser otro detalle a favor de esta teoría. "Ello podría ser un indicio del método usado por Leonardo para observar a las dos Giocondas a través de gafas roji-verdes", comenta Carbon, si bien admite no haber hallado pruebas definitivas de esta hipótesis.







domingo, 3 de agosto de 2014

Greda

Artesanías en greda, en Pomaire, Chile.
Greda (del latín creta -no debe confundirse con la llamada "creta" o "caliza de Creta"-) es una denominación ambigua que comparten diferentes rocas.
Un tipo de greda es la roca detrítica mixta compuesta a partes iguales (no inferiores al 20% cada una) de componentes de distinta granulometría: arena, arcilla y limo. En el diagrama triangular de Shepard ocupa la parte central. En inglés se la denomina loam y en francés limon.
Un segundo tipo son las arcillas blanco-azuladas, arenosas y esmécticas o blancas y bituminosas, empleadas para quitar manchas y desengrasar (la tierra de batán, en francés terre glaise, que también se emplea para la cocción -terracota, fayenza-).
Otro tipo de rocas a la que a veces se denomina "greda" son las escorias volcánicas o piroclastos de entre 2 y 64 mm (el lapilli o la puzolana).

La greda es una arcilla utilizada principalmente para alfarería, se origina de rocas arcillosas que son las rocas sedimentarias más abundantes sobre la Tierra.


Las rocas arcillosas se forman a partir de acumulación de láminas de partículas microscópicas, compuestas de sílice y de aluminio, elementos que vienen a su vez de la alteración de rocas ígneas y metamórficas.
Para encontrar greda, hay que fijarse en el color de la tierra. Muchas veces la tierra de color rojizo indica la presencia de greda. Tierra con gran cantidad de greda puede encontrarse en una cantera o en los cortes de los cerros alrededor de las carreteras (talud).

Para reconocer la presencia de una roca arcillosa (que contiene greda) se pueden hacer dos pruebas:
Con un gotero se echan unas gotas de agua sobre la superficie de una roca. Si la roca tiende a formar una pasta que se pega en los dedos, es una roca arcillosa que contiene greda.
Se pone un trozo de la roca en un recipiente con agua. Si la roca tiende a enturbiar el agua entonces se trata de una roca arcillosa.



El loam es una roca sedimentaria detrítica incoherente, de granos sueltos, con proporción equilibrada de partículas de arena, limo y arcilla.
Por su textura, los suelos de loam son bastante impermeables y retienen fácilmente el agua, con lo que además contienen más nutrientes que los suelos simplemente arenosos.
A menudo se habla de suelos de loam arcilloso, de loam arenoso o de loam de limo, dependiendo de la cantidad de partículas que de uno u otro material contenga dicho suelo (incluso combinaciones, como loam arcillo-arenoso...)
Se trata de suelos fácilmente trabajables en las labores agrícolas.

El limo es un sedimento clástico incoherente transportado en suspensión por los ríos y por el viento, que se deposita en el lecho de los cursos de agua o sobre los terrenos que han sido inundados. Para que se clasifique como tal, el diámetro de las partículas de limo varía de 0,002 mm a 0,06 mm.
Es típico el limo depositado por el río Nilo después de las inundaciones periódicas que aportaban terreno fértil para la agricultura, desde el antiguo Egipto, hasta que este flujo fue interrumpido por la construcción de la presa de Asuán.
Al no tener cohesión, es un terreno problemático para edificar sobre él, y en obras de arquitectura o ingeniería, es necesario adoptar sistemas especiales de cimentación.
Limo orgánico o Légamo: barro, lodo, restos vegetales.
Limo inorgánico: con inclusión de polvo de rocas. En este tipo se encuentra el loess pampeano: limo fino sin estratificación.

La arcilla es un suelo o roca sedimentaria constituido por agregados de silicatos de aluminio hidratados, procedentes de la descomposición de rocas que contienen feldespato, como el granito. Presenta diversas coloraciones según las impurezas que contiene, desde el rojo anaranjado hasta el blanco cuando es pura.

Físicamente se considera un coloide, de partículas extremadamente pequeñas y superficie lisa. El diámetro de las partículas de la arcilla es inferior a 0,002 mm. En la fracción textural arcilla puede haber partículas no minerales, los fitolitos. Químicamente es un silicato hidratado de alúmina, cuya fórmula es: Al2O3 · 2SiO2 · H2O.
Se caracteriza por adquirir plasticidad al ser mezclada con agua, y también sonoridad y dureza al calentarla por encima de 800 °C. La arcilla endurecida mediante la acción del fuego fue la primera cerámica elaborada por los seres humanos, y aún es uno de los materiales más baratos y de uso más amplio. Ladrillos, utensilios de cocina, objetos de arte e incluso instrumentos musicales como la ocarina son elaborados con arcilla. También se la utiliza en muchos procesos industriales, tales como en la elaboración de papel, producción de cemento y procesos químicos.

Las arcillas se pueden clasificar de acuerdo con varios factores. Así, dependiendo del proceso geológico que las originó y a la ubicación del yacimiento en el que se encuentran, se pueden clasificar en:
Arcilla primaria: se utiliza esta denominación cuando el yacimiento donde se encuentra es el mismo lugar en donde se originó. El caolín es la única arcilla primaria conocida.
Arcillas secundarias: son las que se han desplazado después de su formación, por fuerzas físicas o químicas. Se encuentran entre ellas el caolín secundario, la arcilla refractaria, la arcilla de bola, el barro de superficie y el gres.
Si atendemos a la estructura de sus componentes, se distinguen las arcillas filitenses y las arcillas fibrosas.
También se pueden distinguir las arcillas de acuerdo a su plasticidad. Existen así las arcillas plásticas (como la caolinítica) y las poco plásticas (como la esméctica, que absorbe las grasas).
Por último, hay también las arcillas calcáreas, la arcilla con bloques (arcilla, grava y bloques de piedra de las morrenas), la arcilla de descalcificación y las arcillitas (esquistos arcillosos).

La arcilla tiene propiedades plásticas, lo que significa que al humedecerla puede ser modelada fácilmente. Al secarse se torna firme y cuando se somete a altas temperaturas acaecen reacciones químicas que, entre otros cambios, causan que la arcilla se convierta en un material permanentemente rígido, denominado cerámica.
Por estas propiedades la arcilla es utilizada para hacer objetos de alfarería, de uso cotidiano o decorativo. Los diferentes tipos de arcilla, cuando se mezclan con diferentes minerales y en diversas condiciones, son utilizadas para producir loza, gres y porcelana. Dependiendo del contenido mineral de la tierra, la arcilla, puede aparecer en varios colores, desde un pálido gris a un oscuro rojo anaranjado. Un horno diseñado específicamente para cocer arcilla es llamado horno de alfarero.
La humanidad descubrió las útiles propiedades de la arcilla en tiempos prehistóricos, y los recipientes más antiguos descubiertos son las vasijas elaboradas con arcilla. También se utilizó, desde la prehistoria, para construir edificaciones de tapial, adobe y posteriormente ladrillo, elemento de construcción cuyo uso aún perdura y es el más utilizado para hacer muros y paredes en el mundo moderno. La arcilla fue utilizada en la antigüedad también como soporte de escritura. Miles de años antes de Cristo, por cuenta de los sumerios en la región mesopotámica, la escritura cuneiforme fue inscrita en tablillas de arcilla.
La arcilla cocida al fuego, la cerámica, es uno de los medios más baratos de producir objetos de uso cotidiano, y una de las materias primas utilizada profusamente, aun hoy en día. Ladrillos, vasijas, platos, objetos de arte, e incluso sarcófagos o instrumentos musicales, tales como la ocarina, fueron y son modelados con arcilla. La arcilla también se utiliza en muchos procesos industriales, tales como la producción de cemento, elaboración de papel, y obtención de sustancias de filtrado.
Los arqueólogos utilizan las características magnéticas de la arcilla cocida encontrada en bases de hogueras, hornos, etc, para fechar los elementos arcillosos que han permanecido con la misma orientación, y compararlos con otros periodos históricos.

Se denomina arcilla de bola a una arcilla con mucha plasticidad y poco calcio que se extraía manualmente, a finales del siglo XIX, de los campos del sur de Inglaterra. Su nombre procede de las bolas que hacían los mineros para facilitar su extracción.

La arena es un conjunto de partículas de rocas disgregadas. En geología se denomina arena al material compuesto de partículas cuyo tamaño varía entre 0,063 y 2 milímetros (mm). Una partícula individual dentro de este rango es llamada «grano de arena». Una roca consolidada y compuesta por estas partículas se denomina arenisca (o psamita). Las partículas por debajo de los 0,063 mm y hasta 0,004 mm se denominan limo, y por arriba de la medida del grano de arena y hasta los 64 mm se denominan grava.

l componente más común de la arena, en tierra continental y en las costas no tropicales, es el sílice, generalmente en forma de cuarzo. Sin embargo, la composición varía de acuerdo a los recursos y condiciones locales de la roca. Gran parte de la fina arena hallada en los arrecifes de coral, por ejemplo, es caliza molida que ha pasado por la digestión del pez loro. En algunos lugares hay arena que contiene hierro, feldespato o, incluso, yeso.
Según el tipo de roca de la que procede, la arena puede variar mucho en apariencia. Por ejemplo, la arena volcánica es de color negro mientras que la arena de las playas con arrecifes de coral suele ser blanca.
La arena es transportada por el viento, también llamada arena eólica, (pudiendo provocar el fenómeno conocido como calima) y el agua, y depositada en forma de playas, dunas, médanos, etc. En el desierto, la arena es el tipo de suelo más abundante. La granulometría de la arena eólica está muy concentrada en torno a 0,2 mm de diámetro de sus partículas.
Los suelos arenosos son ideales para ciertas plantaciones, como la sandía y el cacahuete, y son generalmente preferidos para la agricultura intensiva por sus excelentes características de drenaje.
Especialmente los niños utilizan la arena para realizar construcciones como castillos de arena o túneles.
La arena se utiliza para fabricar cristal por sus propiedades tales como extraordinaria dureza, perfección del cristal o alto punto de fusión, y, junto con la grava y el cemento, es uno de los componentes básicos del hormigón. el suelo de la playa es arenoso y mojado en la superficie es seco y caliente




sábado, 2 de agosto de 2014

Hacer una caja de ingletes

Una caja de ingletes o ingletadora, es una herramienta de carpintería que se usa para guiar un serrucho o serrote y lograr obtener cortes de empalme angular en una tabla.
La forma más común de una caja de ingletes, es la que tiene 3 lados abiertos por arriba y a los extremos. Se fabrica lo suficientemente ancha para acomodar el grosor de las tablas que se vayan a cortar. Lleva ranuras en sus paredes que indican ángulos precisos, generalmente de 45 y 90 grados que sirven como guía de corte.
En el pasado se hacían de madera, algunas con guías metálicas para prevenir el desgaste de las ranuras. Hoy en día se pueden encontrar a la venta en otros materiales, como plástico moldeado y aluminio.

Plano de la caja de ingletes
Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 40 - Octubre 1987 - Número 10

Construya la caja de tres piezas de madera de arce, abedul o haya. Use madera de 1.91 cm (3/4") para los lados y de 4/4 para el fondo. Una las piezas entre sí con cola y tornillos No.8 de 3.81 cm (11/2"). La caja que se muestra le permite efectuar cortes rectos de 90° y cortes inclinados hacia la izquierda o derecha de 45°. Si lo desea, se pueden cortar ranuras de guía adicionales para el serrucho, a fin de efectuar cortes a otros ángulos, como de 22 1/2° y 30°. Además las dimensiones de la caja que se dan aquí pueden alterarse, si se desea, pero note que la profundidad interior de la caja debe ser 0.32 cm (1/8") menor que la altura de la hoja del serrucho, midiendo desde los dientes hasta el borde inferior del lomo del serrucho.
La exactitud de la caja de ingletes depende por completo de la exactitud con que se corten las ranuras de guía. No trate de cortar las ranuras a pulso. En vez, asegure bloques de madera con abrazaderas a la caja, para guiar el serrucho y asegurar la obtención de cortes perpendiculares exactos.
Al emplear la caja de ingletes, asegure el borde saliente de su fondo en un tornillo de banco o afiáncelo firmemente contra un banco de trabajo.
Sujete el trabajo firmemente en la caja y comience a cortar efectuando unas cuantas pasadas ligeras hacia atrás. Esto ayudará a establecer un corte inicial para el serrucho.

Una caja de ingletes permite guiar un serrucho de lomo
para hacer cortes rectos de 90° y de inglete de 45°.
El serrucho se desliza en ranuras de guía cortadas
 en los lados de la caja. Sujete bien el trabajo
Los componentes de la caja se encolan y atornillan entre sí. A continuación se usa una escuadra de combinación para marcar las líneas de corte en el borde superior de los lados. Luego marque líneas de 90° y 45°.


Utilizando abrazaderas, asegure bloques de madera a la caja para poder guiar el serrucho y mantenerlo en las líneas de corte. Recuerde que al cortar, el lomo del serrucho debe apoyarse contra los bloques de madera


Al cortar molduras de corona, inserte una tira espaciadora para de esa forma alzar la moldura a un ángulo que sea correcto. A continuación efectúe un corte de 45° para poder producir un corte de ángulo compuesto.


Empleando abrazaderas, asegure una tira de madera a la hoja del serrucho para que actúe como tope de profundidad. Aquí se utiliza para cortar hasta la mitad de la madera para así producir una junta de medio traslapo.




Un marco sencillo para nuestro cuadro

Utilizando varillas de molduras de pino como esquineros o similares podemos hacer marcos sencillos y económicos para nuestros cuadros.
Las varillas pueden ser tonalizadas utilizando betún de judea, algún tinte para madera y barnices.

Arriba: Diferentes tipos de molduras.
Abajo: Moldura tipo esquinero
Las varillas serán cortadas en 45 grados utilizando una ingletera.

Diferentes tipos de ingleteadoras
Al cortar las varillas tomar bien las medidas del cuadro, asegurarse que una vez unidas el cuadro entre en el "cajón" correctamente. No es necesario hacer los cortes con una medida muy justa y que el cuadro entre casi a presión, es aconsejable medir algunos milímetros mas y, luego si es necesario, colocar algún suplemento menor. Hablamos de milímetros de mas, es decir no mas de cinco milímetros (medio centímetro) a fin de evitar que el cuadro "baile" dentro del "cajón" del marco. Suficiente espacio para que la obra entre fácilmente, sin presiones que la puedan dañar.
Sobre una superficie adecuada uniremos las varillas pegándolas con cola de carpintería y colocando, si es posible, algún corchete (grapas) del lado trasero del marco a fin de de dar mas sujeción a las varillas.
Si la moldura utilizada no nos da mucho lugar como para colocar grapas y nos vemos en la necesidad de colocarlas en el lado interno del cajón tenemos que tomar precauciones a fin de que luego no san un factor de daño para la obra. Las grapas deberán estar bien colocadas y sin bordes sobresalientes, si es necesario pueden dar pequeños golpecitos con un martillo a fin de clavarlas profundamente y con el cuidado de no dañar la madera. Hecho esto pueden pegar en el interior y sobre las grapas colocadas un poco de cola y cinta de papel como forrando los corchetes y disminuir de esa forma su relieve.
En el caso del esquinero utilizado fue necesario colocar grapas internas y utilizamos un poco de cola, al cual esparcimos muy finamente, y papel para cubrirlas. Nos aseguramos que el interior del cajón quede lo mas suave y liso posible para que no dañe el cuadro y el resultado final fue optimo.

Encolado de las varillas.
Vistas interiores y exteriores de las juntas
Si el trabajo fue realizado correctamente nuestro cuadro debería de caber correctamente en el marco y solo nos quedaría darle algo de color.
Para el color utilizamos un tinte caoba que aplicamos con thinner y, aunque no era requerimiento, unas gotas de aceite de linaza.
Primeros dimos unas pinceladas solo con thinner por todo el marco, luego aplicamos la preparación de tinte con aceite. Con el thinner facilitamos la aplicación de la tintura.
A medida que colocamos la tintura, la vamos esparciendo con el pincel y luego la vamos frotamos con un trapo.


Cuando logramos el tinte deseado dejamos secar el marco, el aceite de linaza pude retardar un poco el proceso. Una vez seco y si no es necesario hacer ningún repaso de color, procedemos a colocar el cuadro.
Es importante que el marco este correctamente seco a fin de que no se manche la obra con el tinte de la madera.
Sujetamos el marco al cuadro utilizando sujetadores o grapas por el reverso del cuadro. Luego cubrimos todo el reverso con papel cartón, lo pegamos con un poco de cola vinílica y podemos agregar cinta de papel en todo el contorno del papel cubriendo los limites del mismo y su unión con el marco

Vista frontal y trasera del cuadro enmarcado y cerrado en su reverso 


Marco hecho con molduras de pino