Questions? Feedback? powered by Olark live chat software
En este sitio no encontrara material privativo; si esta aquí es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red.
Siempre
citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque no pretendemos adueñarnos de la propiedad intelectual ajena y reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tengan a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen, no mas.
Gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.

jueves, 30 de junio de 2016

Acrilico

Anuncio de post-guerra de las primeras
pinturas acrílicas Rhoplex AC-33
para interiores de Rohm and Haas.
En las pinturas acrílicas el aglutinante es una emulsión en agua de un polímero acrílico que tras un rápido secado se vuelve insoluble en agua. La historia de este material se remonta a principios del siglo pasado cuando los alemanes Rohm y Hass fundaron su propia compañía. Rohm había investigado sobre la polimerización de ácidos acrílicos durante su tesis doctoral y, convencido de su aplicación comercial, logró crear y patentar poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial un vidrio sintético a base de acrílicos: el plexiglas. El momento no pudo ser más oportuno ya que su material demostró ser ideal para emplear en aviones y otra maquinaria militar, lo que les reportó un tremendo éxito económico. Hay que tener en cuenta que, incluso en los momentos más ignominiosos de la humanidad, hay industrias que logran un gran rédito y, de hecho, muchas grandes compañías florecieron durante esos años. Pero una vez acabada la Gran Guerra había que adaptarse a la nueva situación y no cabe duda que en Rohm and Haas lo consiguieron. Tan seguros estaban de que los polímeros acrílicos podrían tener más aplicaciones que se empeñaros en sintetizar pinturas acrílicas que cubriesen la ingente demanda debida al boom inmobiliario e industrial de la post-guerra. Así, en los años 50 lanzaron las pinturas acrílicas solubles en agua que, pese a una débil irrupción, antes de los años 80 habían copado el mercado estadounidense. Y esa es la historia de cómo las pinturas acrílicas aparecieron y fueron integrándose en el mundo del arte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer su opinión sobre el tema tratado en este post.

En este sitio no encontrara material privativo; si esta aqui es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red. Siempre citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tenga a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen.
Muchas gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.