Questions? Feedback? powered by Olark live chat software
En este sitio no encontrara material privativo; si esta aquí es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red.
Siempre
citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque no pretendemos adueñarnos de la propiedad intelectual ajena y reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tengan a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen, no mas.
Gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.

domingo, 19 de junio de 2016

El óleo

El Retrato de un hombre (26×19 cm)
de Jan van Eyck (ca. 1433) es un óleo
sobre tabla que podría ser un
autorretrato del pintor.
La técnica del óleo fue desplazando poco a poco la técnica del temple desde que apareciese allá por el siglo XV. Como habréis podido intuir, ya que se trata de una palabra completamente integrada en nuestro léxico habitual, aquí el protagonista es de origen vegetal: el aceite. El óleo, del latín oleum, que a su vez proviene del griego élaion (elaia significa oliva), es efectivamente, una técnica en la que se emplean aceites como aglutinantes. Pero, no os preocupéis, el oro líquido se reserva para la gastronomía ya que este tipo de técnica pictórica requiere de unos aceites especiales: los aceites secantes. Estos aceites tienen un complejo proceso de secado en el que se oxidan y polimerizan dando lugar a sólidos que permiten crear las capas de pintura. Entre todos los aceites secantes el más empleado es el de linaza aunque, en ocasiones, también se emplea el aceite de nueces o de semilla de amapola. Además del pigmento molido y el aceite, la pintura al óleo lleva un disolvente que se añade en mayor o menor media en función de la fluidez que se desee. El más tradicional es la trementina, que se obtiene de la destilación de la resina de ciertos árboles. La invención del óleo se suele atribuir a Jan van Eyck aunque esto no es en absoluto correcto. Los pigmentos ya se mezclaban con aceites siglos antes de que él naciese. Eso sí, hay que otorgarle el mérito de popularizar su uso y darle la dimensión de técnica pictórica independiente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer su opinión sobre el tema tratado en este post.

En este sitio no encontrara material privativo; si esta aqui es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red. Siempre citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tenga a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen.
Muchas gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.