Questions? Feedback? powered by Olark live chat software
En este sitio no encontrara material privativo; si esta aquí es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red.
Siempre
citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque no pretendemos adueñarnos de la propiedad intelectual ajena y reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tengan a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen, no mas.
Gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.

viernes, 17 de junio de 2016

Encáustica

Esta es una antigua técnica, conocida desde tiempos de los romanos, que se caracteriza por el uso de la cera de abeja y la resina dammar como aglutinante de los pigmentos. La mezcla tiene efectos muy cubrientes y es densa y cremosa, muy pegajosa y dificil de manejar al principio. Como soporte son preferibles las tablas o paredes a la tela, sobre todo si se van a utilizar sopletes, secadores de pelo, etc, para aplicar calor. La pintura se aplica con un pincel o con una espátula caliente.
Es necesario pulverizar los cristales de resina con un martillo y poner una proporción de 8 partes de resina y 3 de cera, a disolver con aguarrás. Utilizaremos un hornillo eléctrico para poner estos materiales a calentar en una lata al baño María. Cuando obtengamos una pasta similar a la miel, repartiremos en otras latas y añadiremos el pigmento en polvo u óleo directamente, en una proporción de 2 partes por 3 de crema, dependiendo de la trasparencia requerida. Si usamos óleo, hay que tener en cuenta que la proporción de cera siempre sea algo mayor que la de aceite para evitar que se cuartee.
La resina damar es para hacer la cera más dura y resistente a arañazos. La cera así es también más dura de trabajar. Asimismo, utilizar una proporción excesiva de damar aumenta la fragilidad de la cera, haciéndose más fácil que pueda desconcharse por los bordes accidentalmente.
Conviene filtrar la mezcla en caso de que la resina venga con muchos restos de plantas e insectos.Las latas con color o bien si hacemos pastillas de color, echando la mezcla en moldes, se pueden reutilizar simplemente calentándolas de nuevo. Hay a quién le gusta pulir con un trapo la superficie, una vez bien seca, para un acabado más brillante.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer su opinión sobre el tema tratado en este post.

En este sitio no encontrara material privativo; si esta aqui es porque ha sido redactado por nosotros o en su defecto ha sido recogido de espacios públicos y gratuitos de la red. Siempre citamos fuentes, intentamos no olvidar esto porque reconocemos el trabajo que los autores originales de los documentos que citamos de forma total o parcial han tenido en la elaboración de dicho contenido.
De igual forma agradecemos tenga a bien citar este espacio si usted reproduce de forma parcial o total lo que aquí se comparte. Solo bastara citar la fuente de origen.
Muchas gracias por pasar por este espacio que hacemos entre todos.
Toda sugerencia de buena fé es bien recibida.